Tipos de enfermedad por moho: signos y síntomas

La exposición al moho tiene el potencial de causar efectos adversos para la salud. Muchas personas comienzan a investigar la enfermedad del moho cuando se enfrentan a un conjunto de síntomas que no tienen una causa aparente. Comienzan a preguntarse, ¿están siendo afectados por algo en su entorno? Existe una amplia gama de enfermedades relacionadas con el moho, algunas de las cuales son difíciles o incluso imposibles de diagnosticar. A continuación, discutimos los diferentes tipos de enfermedad por moho y los síntomas asociados con cada condición.

Tipos de enfermedad por moho y síntomas

El moho se puede encontrar en casi todas partes, aunque prospera en ambientes cálidos y húmedos. Se propaga liberando esporas diminutas que flotan en el aire. Algunos tipos de moho también producen micotoxinas, compuestos orgánicos microscópicos que pueden adherirse a las esporas de moho y causar efectos adicionales en la salud cuando se inhalan.

La exposición al moho no siempre provoca reacciones adversas, y diferentes tipos de moho pueden hacer que una persona reaccione de formas distintas. Sin embargo, quienes son sensibles al moho o tienen alergias al moho pueden experimentar los siguientes síntomas después de la exposición, según los CDC:

  • Congestión nasal
  • Irritación de ojos, garganta o piel.
  • Tos o sibilancias

Las reacciones pueden ser más graves en personas con:

  • Alergias al moho
  • Sistemas inmunológicos debilitados
  • Enfermedades pulmonares crónicas

Si se encuentra en uno de los grupos anteriores, los CDC recomiendan mantenerse alejado de las posibles fuentes de moho, como áreas boscosas, pilas de abono y césped recién cortado.

Alergias al moho, asma y otros síntomas respiratorios.

Ya sea que experimente síntomas de alergia o no, tocar o inhalar esporas de moho puede hacer que se vuelva alérgico al moho. Si está sensibilizado al moho como alérgeno, la exposición puede causar una variedad de síntomas de alergia, que incluyen estornudos, congestión o secreción nasal e irritación de ojos, nariz y garganta, según los CDC. Sin embargo, no es necesario que esté sensibilizado al moho para que cause síntomas médicos.

La exposición al moho y los ambientes interiores húmedos se ha relacionado con una amplia gama de efectos sobre la salud. Según el Instituto de Medicina (IOM), se ha descubierto que tanto el moho como los ambientes interiores húmedos causan tos, sibilancias y otros síntomas del tracto respiratorio en personas por lo demás sanas. Las personas con asma pueden experimentar síntomas de asma más graves cuando se exponen al moho o la humedad interior, que incluyen tirantez, hinchazón y mucosidad en las vías respiratorias. El CDC también señala que la exposición al moho en el lugar de trabajo en edificios húmedos se ha asociado con asma de nueva aparición.

Infecciones por hongos

Las infecciones por hongos causadas por la exposición al moho son raras y, por lo general, solo ocurren en personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Por ejemplo, el moho Aspergillus está relativamente extendido y la mayoría de las personas lo respiran a diario sin efectos adversos. Sin embargo, la exposición a Aspergillus puede hacer que las personas con sistemas inmunitarios gravemente debilitados desarrollen una infección llamada aspergilosis. Los tipos de aspergilosis incluyen:

  • Aspergilosis pulmonar invasiva – Una afección rara pero grave que puede causar neumonía, fiebre, escalofríos, dolor de huesos, pérdida de peso y dolores de cabeza.
  • Aspergiloma – Un crecimiento de hongos en el pulmón, a menudo en un área con cicatrices pulmonares pasadas.
  • Aspergilosis pulmonar alérgica—Una reacción alérgica al aspergillus que generalmente solo ocurre en personas con problemas pulmonares existentes.

Toxicosis

La exposición al moho negro puede provocar un tipo de toxicosis que a menudo se conoce como intoxicación por moho negro. El moho negro libera micotoxinas como una especie de mecanismo de defensa cuando se altera el crecimiento. Estas micotoxinas viajan por el aire en las esporas de moho y son lo suficientemente pequeñas como para inhalarlas fácilmente. Se ha demostrado que la clase de toxina producida por el moho negro, los tricotecenos, es perjudicial para los humanos, según la Dra. Lauren Tessier, médica naturópata que ejerce en Vermont y Nueva York.

Aunque la exposición a micotoxinas a veces puede causar los síntomas alérgicos enumerados anteriormente, también puede presentarse en síntomas no alérgicos, que incluyen:

  • Depresión
  • Deterioro cognitivo
  • Dificultades para dormir
  • Problemas de circulacion
  • Quejas digestivas
  • Fatiga
  • Dolor en las articulaciones

Nota: Gran parte de la información disponible sobre las toxicosis relacionadas con el moho proviene del dominio de la medicina funcional, que es un tipo de medicina alternativa. Esta rama de la medicina utiliza algunos diagnósticos, como el síndrome de respuesta inflamatoria crónica (CIRS), que no han sido aceptados por la comunidad médica tradicional.

Enfermedad por moho relacionada con la construcción

Los síntomas de exposición al moho sin una causa identificable a menudo se atribuyen a afecciones como el síndrome del edificio enfermo o la humedad y el síndrome de hipersensibilidad al moho. Aunque la comunidad médica no acepta ampliamente estos diagnósticos, muchas personas recurren a ellos cuando no encuentran otra explicación para sus síntomas.

El síndrome del edificio enfermo (SBS) se asocia con la exposición a un edificio específico, generalmente un edificio de oficinas. No hay forma de identificar la fuente de los síntomas del SBS de manera positiva. Sin embargo, generalmente se atribuyen a problemas de calidad del aire, como compuestos orgánicos volátiles (COV), monóxido de carbono (CO) y moho. Los síntomas del SBS varían ampliamente y pueden incluir dolores de cabeza, náuseas, mareos, fatiga, irritación respiratoria y dolores en el pecho.

El síndrome de hipersensibilidad a la humedad y al moho (DMHS) generalmente comienza con irritación de los ojos, la nariz y el tracto respiratorio, pero puede provocar otros síntomas, como sinusitis, dolores de cabeza, fatiga y fibromialgia. Estudios recientes sugieren que este síndrome puede ser una forma de toxicosis, causada por la exposición a micotoxinas en edificios húmedos o dañados por el agua (Tuuminen & Lohi, 2018). Sin embargo, se necesita más investigación para llegar a conclusiones firmes sobre el DMHS.

Soluciones de calidad del aire interior para el moho

La mejor manera de evitar el moho en el hogar o en el lugar de trabajo es evitar su crecimiento por completo. Debido a que el moho prospera en ambientes húmedos y cálidos, puede probar:

  • Mantener la humedad relativa en su hogar entre el 30% y el 50%.
  • Revisar las áreas de alta humedad, como los alféizares de las ventanas, los gabinetes debajo del fregadero y las plantas de interior, con regularidad para detectar un crecimiento visible de moho.
  • Aumento de la ventilación en su hogar, especialmente en áreas de alta humedad como el baño, la cocina y el lavadero. Puede hacer esto instalando un extractor de aire, ejecutando su sistema HVAC o abriendo ventanas (siempre que no haya humedad afuera).
  • Agregar un purificador de aire para ayudar a eliminar las esporas de moho del aire en su hogar. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante para limpiar y reemplazar los filtros. El purificador de aire Molekule con tecnología patentada PECO destruye las esporas de moho que pasan a través del dispositivo, en lugar de atraparlas dentro de la unidad.

Si encuentra moho en su hogar o lugar de trabajo, el Departamento de Salud Pública de California recomienda:

  • Informar cualquier avistamiento de moho inmediatamente al propietario, empleador u otra entidad a cargo de la seguridad del edificio.
  • Eliminar la fuente de exceso de humedad, como arreglar una tubería con fugas.
  • Limpiar los sitios de moho de forma rápida y cuidadosa.

Cuando elimine el crecimiento de moho de su hogar, debe tomar ciertas precauciones para asegurarse de eliminar tanto el moho como la fuente de humedad. La EPA sugiere restregar el moho de todas las superficies duras con agua y detergente y desechar las telas enmohecidas como alfombras y cortinas. Para áreas más grandes con moho, moho en acondicionadores de aire o crecimiento de moho causado por agua contaminada, es posible que deba contratar a un profesional experimentado para eliminar el problema de manera completa y segura.

Siempre es una buena idea limitar su exposición al moho, especialmente si sospecha que puede ser la causa de sus síntomas. Al estar atento a los signos de crecimiento de moho y preservar la calidad general del aire en su hogar, puede ayudar a protegerse de los diferentes tipos de enfermedades relacionadas con el moho.

Deja un comentario

tres + 14 =