¿Qué causa la congestión nasal por la noche?

Todos sabemos lo importante que es para nosotros y nuestros hijos dormir bien por la noche. Desafortunadamente, la congestión nasal durante la noche puede dificultar el sueño, si no casi imposible. Puede hacer que usted o sus hijos se sientan congestionados y agotados cuando es hora de levantarse por la mañana. Afortunadamente, despertarse en medio de la noche con la nariz tapada no necesariamente indica que esté sufriendo algo, pero eso no significa que deba dejar que sus síntomas no se aborden.
A continuación, analizamos las causas de la congestión nasal por la noche y lo que puede hacer para aliviar la congestión. La siguiente información es solo para fines educativos y no debe interpretarse como consejo médico. Consulte a su médico para obtener un diagnóstico antes de tomar decisiones médicas.

¿Por qué empeora la congestión nasal por la noche?

Una nariz congestionada o tapada ocurre principalmente cuando los tejidos de la cavidad nasal se inflaman. Esta hinchazón se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos y a la acumulación de líquido en los tejidos y, a menudo, empeora cuando se acuesta. Esto podría deberse a que sus movimientos y posiciones (como sentarse erguido en comparación con acostarse) afectan sus funciones corporales, incluida la circulación sanguínea, lo que le hace experimentar ciertos síntomas, como congestión nasal o dificultad para respirar por la noche, incluso si se siente perfectamente saludable durante el día.
Además de contribuir a la inflamación nasal, su postura también puede afectar la forma en que se acumula el moco en la cavidad nasal. Mientras está de pie o sentado, la gravedad le ayuda a drenar el moco de la cavidad nasal, pero cuando se acuesta, es más fácil que el moco se acumule y cause congestión.
La congestión nasal durante la noche puede volverse especialmente notable cuando tiene un resfriado, gripe o una infección de los senos nasales. Notará lo rápido que una nariz que moquea durante el día puede convertirse rápidamente en una congestión nasal una vez que se acuesta para irse a dormir. Según los NIH, la congestión nasal puede deberse a:

  • Infecciones respiratorias—Un resfriado, gripe o infección de los senos nasales son causas comunes.
  • Fiebre del heno u otras alergias—Si tiene alergias respiratorias e inhala alérgenos como esporas de moho, ácaros del polvo, caspa de mascotas o polen, su cuerpo puede liberar sustancias químicas que causan síntomas de alergia, incluida la congestión nasal.
  • Pólipos nasales—Estos pequeños crecimientos en forma de saco pueden crecer en el revestimiento de la cavidad nasal. Aunque son benignos, los pólipos nasales más grandes pueden obstruir las vías respiratorias.
  • Rinopatía no alérgica—Este término se refiere a la irritación nasal causada por alimentos, olores o condiciones atmosféricas, más que por alergias o infecciones. Por ejemplo, el aire frío y seco puede hacer que el moco de la nariz se seque y se espese, además de prevenir el drenaje de los senos nasales, lo que causa congestión nasal.
  • El embarazo—Los cambios hormonales durante el embarazo pueden afectar el flujo sanguíneo a la cavidad nasal, provocando inflamación y congestión.

¿Qué causa la congestión nocturna en los niños?

Los niños y los bebés tienen conductos nasales más estrechos que los adultos, lo que los hace más susceptibles a la congestión nocturna causada por la inflamación o el exceso de moco. Los niños muy pequeños y especialmente los bebés, que en su mayoría respiran por la nariz, no pueden sonarse la nariz como los adultos. Para los adultos, la congestión nasal es una molestia grave que puede impedirnos dormir bien por la noche, pero para los niños, tiene el potencial de generar riesgos para la salud aún mayores. Por ejemplo, Stanford Children’s Health afirma que la congestión nasal podría afectar la audición de su hijo, además de evitar que duerma lo que necesita para sus cuerpos aún en desarrollo. Otros efectos a largo plazo de la congestión nasal, incluyen el desarrollo del habla, mientras que el drenaje de moco podría provocar infecciones de oído y sinusitis en los niños.
Puede ser difícil determinar por qué su hijo experimenta congestión nasal durante la noche porque los niños no siempre pueden explicar claramente el tipo y la gravedad de los síntomas que están experimentando.

algunas de las razones detrás de la congestión nasal de su hijo a la hora de acostarse que son similares a las de los adultos:

  • Resfriado común o gripe, que puede llenar la cavidad nasal con moco.
  • Infección sinusal
  • Fiebre del heno u otras alergias
  • Rinopatía no alérgica

Sin embargo, en los niños más pequeños, la congestión nasal más repentina (especialmente cuando se limita a una sola fosa nasal) también puede ser causada por un objeto extraño que obstruye la cavidad nasal.

Alergias y congestión nasal nocturna.

Acostarse no solo aumenta los síntomas de la congestión nasal, sino que los síntomas de la alergia también pueden empeorar durante la noche, causando secreción o congestión nasal, así como tos o estornudos que dificultan el sueño reparador. La producción del cuerpo de ciertas hormonas reguladoras de alergias difiere, dependiendo de dónde se encuentre en el ciclo de sueño-vigilia. Cuando está completamente despierto, produce más de estas hormonas, y cuando nos estamos acercando a dormir, la producción de estas hormonas comienza a disminuir, dejando nuestros cuerpos más susceptibles a reacciones alérgicas.
Las reacciones de su cuerpo al polen, la caspa de las mascotas, el moho y los ácaros del polvo pueden volverse más graves durante la noche. Si bien se debe en parte a la disminución de las hormonas reguladoras de las alergias, existen otros factores que también contribuyen a ello. Por ejemplo, los ácaros del polvo generalmente se concentran en colchones y almohadas, lo que significa que está expuesto a ellos constantemente durante toda la noche. Debido a esto, alguien con alergia a los ácaros del polvo puede notar que sus síntomas empeoran por la noche y cuando se despierta por la mañana. Además, si tiene una mascota que tiene el hábito de dormir en su cama, habrá una mayor concentración de caspa de mascota allí. Las horas de exposición nocturna pueden provocar una reacción alérgica.

Prevenir la congestión nasal por la noche

Experimentar periodos de congestión nasal durante la noche no significa que tengas que resignarte a noches llenas de sueño inquieto. Independientemente del motivo por el que usted o sus hijos experimenten congestión nasal a la hora de acostarse, hay pasos que puede seguir para ayudarlos a usted y a su familia a respirar más fácilmente durante la noche y a tener un sueño mejor y más reparador.
Para los adultos, aquí hay algunos consejos comunes para el cuidado en el hogar:

  • Acomode sus almohadas para que pueda dormir con la cabeza elevada.
  • Use un humidificador para evitar que el aire se seque demasiado en su dormitorio. Esto ayudará a evitar que su cavidad nasal se seque.
  • Beba líquidos claros durante todo el día, especialmente aquellos sin azúcar, alcohol o cafeína, para mantener la mucosidad delgada y ayudar a drenarla por la nariz.
  • Eliminar la mucosidad con la ayuda de un lavado nasal, usando un aerosol nasal salino

Si tiene alergias, puede evitar los desencadenantes de alergias disminuyendo la presencia de alérgenos en su habitación con una limpieza regular. Además, un purificador de aire como Molekule puede ayudar a reducir los niveles de alérgenos en el aire en su dormitorio.
Para los niños, consejos para el cuidado en el hogar:

  • Coloque una almohada debajo de la cabecera del colchón de su hijo o busque otra manera de levantar la cabecera de la cama de su hijo para que su cabeza esté elevada mientras duerme.
  • Considere agregar un vaporizador de vapor frío a la habitación de su hijo, aunque debe tener cuidado de no agregar demasiada humedad adicional al aire. El vaporizador debe limpiarse y desinfectarse todos los días.
  • Use su ducha para humedecer el baño antes de que su hijo se vaya a la cama. Llévalos allí para que respiren el aire cálido y húmedo un poco para ayudar a agregar humedad a sus conductos nasales antes de que se vayan a dormir.
  • Anime a sus hijos mayores a que beban más líquidos sin azúcar durante el día.
  • Use gotas o aerosoles nasales salinos suaves. Puede encontrar estos productos en las farmacias o prepararlos en casa con ingredientes caseros comunes como agua, sal y bicarbonato de sodio.
  • Pruebe la aspiración nasal con una pera de goma para bebés, que funciona bien para bebés menores de un año.

Dormir bien por la noche es un ingrediente para llevar una vida feliz y saludable. Al encontrar la causa de la congestión nocturna que lo afecta a usted oa su hijo y tomar medidas para solucionarlo, está invitando a un sueño más reparador a su vida. No siempre puede evitar la congestión nasal a la hora de acostarse, pero, con los pasos anteriores, debería poder aliviar sus síntomas lo suficiente como para dormir toda la noche.

Deja un comentario

nueve − cinco =