Principales remedios caseros para el asma: ¿realmente funcionan?

Vivir con asma puede ser exigente, entre reconocer los posibles desencadenantes de un ataque de asma y controlar los síntomas del día a día. Quienes padecen asma a menudo buscan más consejos y soluciones más allá del consultorio de su médico para controlar su afección.

Muchas organizaciones y foros en línea enumeran diferentes hierbas, frutas y otras sustancias naturales que supuestamente alivian los síntomas del asma, pero ¿algunas de ellas realmente funcionan? En esta publicación, echamos un vistazo a la evidencia científica (si la hubiera) detrás de algunos de los remedios «naturales» para el asma más populares de Internet.

¿Qué está causando sus síntomas de asma?

Si tiene asma, probablemente esté muy familiarizado con los síntomas: dificultad para respirar, opresión en el pecho, sibilancias, falta de aire y tos por la noche, mientras se ríe o durante el ejercicio. Estar expuesto a ciertos factores desencadenantes puede aumentar la frecuencia o la gravedad de estos síntomas. Si bien los desencadenantes del asma de cada persona son diferentes, los CDC enumeran los siguientes como algunos de los culpables más comunes:

  • Humo de tabaco y humo de hierba o madera quemada
  • Ácaros del polvo y cucarachas.
  • Contaminación del aire exterior
  • Caspa de animales
  • Moho y polen
  • Infecciones respiratorias
  • Reflujo ácido
  • Ejercicio físico
  • Clima de alta humedad (como tormentas eléctricas) y aire frío y seco
  • Fuerte emoción que conduce a la hiperventilación.

La mayoría de las personas usan medicamentos de alivio rápido, como inhaladores, para tratar los ataques de asma. Dependiendo de sus síntomas, es posible que su médico le haya recetado medicamentos regulares para ayudar a reducir la inflamación diaria de las vías respiratorias. En la siguiente sección, echamos un vistazo a varios remedios naturales para los síntomas del asma. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos remedios solo están destinados a complementar su plan de tratamiento actual del asma. No debe dejar de tomar los medicamentos para el asma recetados sin consultar con su médico.

¿Funcionan los remedios naturales para los síntomas del asma?

Internet no tiene escasez de remedios caseros para las alergias, el asma y otras enfermedades. Sin embargo, hay una escasez de evidencia científica que respalde la efectividad de muchos tratamientos «naturales» para el asma. Algunos de los remedios caseros más populares para los síntomas del asma incluyen:

  • Miel – Si la tos nocturna a causa del asma lo mantiene despierto, la miel puede ayudar. La miel funciona bien como supresor de la tos porque aumenta la salivación y las secreciones de las vías respiratorias, según el Departamento de Salud de UCLA. Sugieren tomar dos cucharaditas antes de acostarse, ya sea por cucharadas o mezcladas con agua tibia o té, para ayudar a suprimir la tos nocturna. Sin embargo, aún se desconoce el papel de la miel en el tratamiento del asma. Se descubrió que la miel en aerosol disminuye la inflamación de las vías respiratorias y controla los síntomas del asma en los conejos. Aún así, se necesita más investigación para comprender sus efectos en los seres humanos y determinar si se puede utilizar como un método viable de tratamiento del asma (Kamaruzaman et al., 2014).
  • Jengibre – Muchos síntomas de asma se deben al endurecimiento de los bronquios que llevan el aire hacia y desde los pulmones. El jengibre puede funcionar con los medicamentos para el asma existentes para ayudar a relajar los músculos de las vías respiratorias y facilitar la respiración a las personas con asma (Townsend et al., 2013). Un estudio en curso en el Centro de Asma de la Universidad de Columbia en el Centro de Asma de la Universidad de Columbia plantea la hipótesis de que dos gramos de jengibre al día pueden ayudar a reducir la inflamación de las vías respiratorias y relajar los músculos de las vías respiratorias.
  • Cafeína – La cafeína puede ayudarlo a respirar más fácilmente, ya que un estudio encontró que beber cafeína puede mejorar moderadamente la función pulmonar y abrir las vías respiratorias estrechas o constreñidas durante dos a cuatro horas después del consumo (Welsh et al., 2010). Sin embargo, la Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA) advierte contra el uso de cafeína como tratamiento habitual del asma, ya que sus efectos no son tan fuertes ni duraderos como los medicamentos tradicionales para el asma. Además, consumir demasiada cafeína puede provocar efectos secundarios no deseados, como insomnio, dolores de cabeza y temblores.
  • Aceites esenciales – Se han estudiado los aceites esenciales de menta, lavanda, eucalipto, clavo y romero por sus efectos sobre los síntomas del asma. Sin embargo, las fragancias fuertes asociadas con los aceites esenciales podrían desencadenar un ataque de asma en algunas personas. Además, National Capital Poison Center advierte que los aceites esenciales pueden ser tóxicos si se usan incorrectamente y que deben siempre mantenerse fuera del alcance de los niños y las mascotas.

Los remedios caseros con los que algunas personas han tenido suerte, pero que aún necesitan más investigación científica, incluyen higos, agua tibia, jugo de limón, aceite de semilla de mostaza, cebollas y ajo. El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) ha encontrado evidencia científica insuficiente para recomendar la acupuntura, las hierbas dietéticas y los suplementos (como los ácidos grasos omega-3, la vitamina C, los suplementos de magnesio y la petasita) como tratamientos viables para el asma.

Remedios caseros para adultos con asma

La tienda de comestibles no es el único lugar para encontrar suplementos naturales para su régimen de tratamiento del asma. Hay muchas cosas que puede hacer en casa para ayudar a mitigar los síntomas cotidianos del asma. Por ejemplo:

  • Llevar un diario del asma puede ayudarlo a saber cuándo y dónde sus síntomas de asma son más graves. Una vez que comprenda los desencadenantes del asma, puede comenzar a ser más proactivo en el manejo de sus síntomas. Además, su diario de asma puede ayudarlo a comunicarse con su médico cuando tome decisiones sobre su tratamiento.
  • Limpiar su hogar de alérgenos conocidos y desencadenantes del asma puede ayudar a reducir los síntomas. Intente limpiar y pasar la aspiradora con regularidad, cerrar las ventanas para mantener fuera el polen y la contaminación del aire y asegurarse de que el aire de su hogar no se enfríe ni se seque demasiado. Si le preocupa levantar polvo durante la limpieza, intente usar una mascarilla antipolvo o pedir ayuda a otra persona.
  • Encontrar nuevas formas de mitigar el estrés también puede ser una buena manera de mitigar los síntomas del asma relacionados con el estrés. En una gran investigación agregada, los investigadores señalan que el estrés amplifica la respuesta inmunitaria a los desencadenantes ambientales del asma. Puede buscar métodos comunes respaldados por la ciencia para reducir el estrés, como el ejercicio, el yoga y la meditación.
  • El uso de un lavado nasal de solución salina puede ayudar a algunas personas con síntomas de asma, según investigadores de los Servicios Regionales de Asma Severo de Birmingham. Muchas personas con asma también experimentan síntomas de alergia que pueden exacerbar la sensación de dificultad para respirar y opresión en el pecho. La irrigación nasal puede ayudar a aliviar estos síntomas. Sin embargo, si decide hacerse un enjuague nasal, asegúrese de familiarizarse con las recomendaciones de seguridad de la FDA para evitar infecciones.

Remedios caseros para niños con asma

Como padre, probablemente desee hacer todo lo posible para evitar que el asma de su hijo interfiera con su vida. Afortunadamente, existen algunos pasos sencillos que puede seguir para ayudar a su hijo a controlar los síntomas del asma.

  • Su hijo pasa alrededor de ocho horas cada noche en la cama, por lo que los desencadenantes del asma realmente pueden agravar los síntomas. Puede usar fundas con cremallera para los ácaros del polvo para almohadas y colchones para ayudar a evitar que los alérgenos penetren en la ropa de cama. Además, lavar la ropa de cama con agua caliente una vez a la semana puede ayudar a reducir la exposición nocturna a los alérgenos.
  • Tener en cuenta el tiempo al aire libre puede ayudar a reducir la exposición a los desencadenantes del asma, como el polen y la contaminación industrial. Monitorear el Índice de Calidad del Aire (AQI) en AirNow puede ayudarlo a decidir si es un buen día para que su hijo juegue al aire libre. Es probable que cualquier calificación de AQI superior a 100 no sea saludable para los niños con asma.
  • Al enseñarle a su hijo a reconocer los desencadenantes y síntomas del asma, puede ayudarlo a evitar el estrés respiratorio no deseado. Además, cuando su hijo comprende sus límites, es menos probable que se esfuerce demasiado durante la actividad física.
  • Asegúrese de que la escuela de su hijo tenga un plan de acción para el asma y de que todos los supervisores sepan cómo reaccionar si su hijo comienza a mostrar signos de un ataque de asma. Esto incluye describir los detalles de los medicamentos para el tratamiento del asma de su hijo.

Para muchas personas, la clave para vivir una vida activa y feliz con asma es complementar sus propias soluciones con el plan de tratamiento de su médico. Por lo general, esto incluye una combinación de reconocer y evitar los factores desencadenantes, así como saber qué hacer cuando los síntomas del asma comienzan a exacerbarse. Si está buscando más información, buscar comunidades de personas que viven con asma puede ser una gran fuente de apoyo y educación adicional.

Deja un comentario

veinte − 14 =