Ozonoterapia: suprimir las enfermedades neurodegenerativas antes de que aparezcan

Una nueva revisión realizada por un equipo de la Universidad del Sur de California ha sugerido que las fugas en la barrera hematoencefálica pueden ser una señal de advertencia temprana útil que señala la aparición de enfermedades como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple antes de que aparezcan los síntomas. Como «intestino permeable», tenemos «cerebro permeable».

Casi todas las nuevas dianas de fármacos que se han desarrollado para combatir las enfermedades neurodegenerativas han fallado durante las etapas de los ensayos clínicos en humanos, lo que ha llevado a muchos científicos a argumentar la hipótesis clásica que subyace en la mayoría de las investigaciones actuales. Muchos creen ahora que la clave para tratar estas enfermedades es identificarlas y tratarlas antes de que aparezcan los síntomas. Pero el desafío con esto es que todavía no existe una forma efectiva de combatir estas patologías antes de que aparezcan los síntomas.

El trabajo de los científicos de la USC sugiere signos de ruptura de la barrera hematoencefálica, que es una membrana casi impenetrable que evita que partículas dañinas ingresen al cerebro, como una señal temprana de enfermedad neurodegenerativa. La hipótesis sugiere que cuando la barrera hematoencefálica se vuelve disfuncional, potencialmente permite que proteínas como la beta-amiloide se muevan desde otras partes del cuerpo, generalmente inofensivas, hacia el cerebro, acumulando placas consideradas fundamentales para la patología del deterioro cognitivo.

“El deterioro cognitivo y la acumulación de proteínas amiloides y proteínas T anormales en el cerebro son de lo que dependemos actualmente para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer”, dice Berislav Zlokovic, uno de los autores del nuevo artículo, “pero la descomposición de la sangre -la barrera cerebral y los cambios en el flujo sanguíneo cerebral se pueden ver mucho antes ”. (Haridy, 2018)

El artículo sugiere que puede desempeñar un papel en la progresión de la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington, la esclerosis lateral amiotrófica y la esclerosis múltiple. Esto sugiere que las pruebas de fugas de la barrera hematoencefálica pueden ofrecer un biomarcador en etapa temprana eficaz para muchas de estas afecciones.

Las pruebas para este tipo de daño a la barrera hematoencefálica pueden ser un problema, ya que las pruebas para este tipo de disfunción no son significativamente asequibles, ya que se necesitan exploraciones por resonancia magnética o PET complejas para identificar la fuga. Como tal, esta hipótesis puede no ser una herramienta particularmente útil para los pacientes, pero ayudará a los investigadores a identificar mejor a los pacientes para ensayos clínicos en etapa temprana y nuevos medicamentos que pueden retrasar o detener el inicio.

Ozonoterapia en la prevención de enfermedades neurodegenerativas

La ozonoterapia es un tratamiento antienvejecimiento reconocido que ayuda a reducir la presión arterial, mejorar la microcirculación y llevar más oxígeno al cerebro. Parte de los excelentes resultados obtenidos para estas patologías provienen de este aporte de oxígeno a los tejidos.

Gómez Moraleda (2017) afirma que el tratamiento con ozono favorece inmensamente la reversión de condiciones desfavorables de naturaleza vascular o metabólica de neuronas que no están completamente dañadas y / o en algunas células adyacentes específicas que pueden protegerlas y así potencialmente recuperar ambas funciones, incluso si es parcial.
El mecanismo de acción del ozono en algunas de estas entidades también puede estar relacionado con su capacidad para estimular significativamente otros procesos enzimáticos en las células, algunos de ellos vitales para la protección celular frente a procesos degenerativos, como la metabolización de especies agresivas de oxígeno y la desintoxicación. Por ejemplo, los procesos degenerativos en los que se acumulan restos celulares, agravando el daño a otras células. En estos casos, algunas células especializadas del sistema inmunológico también deben realizar su función de limpieza específica, como los macrófagos. Algunos informes sobre estimulación con ozono o modulación de macrófagos, linfocitos, etc. señalar el efecto dosis-dependiente del ozono en el sistema 2017).

Y es así como podemos afirmar que la Ozonoterapia es también un gran aliado en la prevención de patologías muy graves como estas, dándonos la esperanza de lograr muy pronto una cura para ellas o evitar que aparezcan en la mayoría de la población.

Referencias bibliográficas

Second Nature Care – Haridy, R. (2018, 25 de septiembre). La señal de advertencia temprana de la enfermedad de Alzheimer se puede encontrar en la barrera hematoencefálica. Obtenido de New Atlas

GOMEZ MORALEDA, MA OZONOTERAPIA EN LA RECUPERACIÓN FUNCIONAL DE ENFERMEDADES QUE INVOLUCRAN DAÑO A CÉLULAS DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL. 2017. En línea:

Deja un comentario

12 − 4 =