¿Alto o bajo? ¿Cuándo le afectan las esporas de moho y polen?

¿Cómo saber de antemano cuándo un día en el parque o una carrera enérgica matutina lo dejará con síntomas de alergia que se quedarán con usted durante el resto del día (si no más)? Muchas personas con alergias dependen de los recuentos informados de polen y esporas de moho para planificar sus días, especialmente sus actividades al aire libre, aunque el polen también puede afectar la calidad del aire interior.
Sin embargo, es posible que haya notado que las diferentes fuentes no siempre están de acuerdo sobre el nivel de polen y esporas de moho en el aire. Una vez que comprenda cómo interpretar los diferentes tipos de datos y pronósticos de alérgenos estacionales disponibles, los recuentos de esporas de polen y moho pueden ser una herramienta invaluable para controlar los síntomas de alergia diarios.

¿Qué son los niveles de polen y moho?

Probablemente haya escuchado a su estación meteorológica local hablar sobre el conteo de polen y moho, especialmente durante la primavera y el verano, pero ¿sabe de dónde provienen los datos? La concentración de polen y esporas de moho en el aire puede influir en la gravedad de los síntomas de alergia que experimentan las personas con rinitis estacional, también conocida como alergias estacionales o fiebre del heno. Los recuentos de polen y moho establecen la concentración de granos de polen de plantas o esporas de moho en el aire durante un período de tiempo establecido, lo que hace posible planificar la limitación de la exposición a los alérgenos en el aire.
Para medir los recuentos de polen y moho, los investigadores utilizan equipos de muestreo de aire para recolectar el polen y las esporas de moho en el aire durante un período de 24 horas, según la Oficina Nacional de Alergias. Luego, utilizan un microscopio para examinar la muestra y determinar el tipo y la concentración de polen y esporas de moho presentes en el aire. Los resultados se extrapolan para establecer el recuento de polen de ese día.
Las diferentes organizaciones muestran los recuentos de polen de diferentes maneras, pero la mayoría usa un conjunto de clasificaciones para interpretar cuánto puede esperar una persona que el polen y el moho en el aire afecten sus síntomas de alergia en un día determinado. Además, algunos sitios web desglosarán los tipos de polen y moho presentes actualmente en el aire, lo que puede ser extremadamente útil si sabe a qué tipos de césped, árboles y malezas es más sensible.

¿Cómo debe interpretar los niveles conflictivos de polen y moho?

No todos los sitios web son iguales y no todos los métodos de recuento de polen son iguales. Los recuentos de polen y moho pueden diferir según el tipo de método de muestreo utilizado, el tiempo durante el cual se tomó la muestra y el proceso analítico, por lo que algunas fuentes pueden informar diferentes recuentos de polen y moho para la misma área.
Al comparar la información sobre el moho y el polen de diferentes fuentes, es útil comparar los métodos de notificación utilizados por cada organización. Los pronósticos de polen a menudo se basan en recuentos históricos de polen de la región, así como en tendencias climáticas, y pueden no ser los mismos que los datos de polen en tiempo real recopilados por los investigadores.
Aunque los datos de polen en tiempo real pueden ser más precisos, a menudo se basan en un período de 24 horas que incluye parte del día anterior, por lo que es posible que no reflejen las concentraciones más actuales de polen y moho en un día determinado. Ambos tipos de informes de polen y moho pueden ser útiles para alguien que intenta controlar los síntomas de alergia estacional.

¿Qué causa los altos niveles de polen y moho?

La razón por la que tantas organizaciones se preocupan por monitorear los niveles de polen y moho es que pueden fluctuar significativamente con el tiempo. Aunque los alérgenos estacionales tienden a seguir un patrón cíclico, hay una variedad de factores que influyen en la cantidad de polen y moho presentes en el aire que respiramos. Estos pueden incluir:

  • Región y clima—A medida que el clima varía en las diferentes regiones, también lo hace el polen y el crecimiento de moho. Por ejemplo, según la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología, los climas más fríos pueden ver una caída en la producción de polen y moho durante el invierno, mientras que los climas más cálidos pueden ver evidencia de estos alérgenos en el aire durante todo el año. Los efectos de los diferentes climas en el crecimiento del moho son la razón por la que algunas regiones pueden ser mejores o peores lugares para vivir para las personas con alergia al moho.
  • Temporada—Diferentes tipos de polen tienden a ser más severos durante las mismas estaciones cada año. Por ejemplo, el polen de los árboles suele ser más severo a principios de la primavera, mientras que el polen de la hierba suele provocar síntomas de alergia a finales de la primavera y principios del verano, y el polen de las malezas puede contribuir a los síntomas de alergia a finales del verano y principios del otoño.
  • Clima—El polen viaja mejor cuando las temperaturas son altas y la humedad es baja, lo que significa que los síntomas de alergia relacionados con el polen tienden a ser menos severos en días nublados y lluviosos. Además, cuanto más viento hace afuera, más fácil es que el polen y el moho en el aire se propaguen.
  • Hora del día—Diferentes plantas liberan su polen durante diferentes momentos del día, pero los recuentos de polen suelen ser más altos en las primeras horas de la mañana. Los NIH recomiendan permanecer en el interior entre las 5 am y las 10 am de la mañana. Aunque los recuentos de polen más bajos generalmente se asocian con la noche, puede depender del tipo de polen. Un estudio (Grewling, Bogawski & Smith, 2016) encontró que se encontraron concentraciones aproximadamente iguales de polen de abedul por la mañana y por la noche. Sorprendentemente, se encontró que las concentraciones de un tipo de polen de ambrosía eran mayores durante la noche.

Manejo de sus síntomas de alergia al polen y al moho

El polen y el moho en el aire pueden causar síntomas de alergia como estornudos, secreción nasal o congestión nasal, picazón o ojos llorosos, irritación de garganta y sibilancias. Los síntomas que experimente dependerán de la gravedad de sus alergias estacionales y de la concentración de alérgenos a los que esté expuesto en un día determinado. Las alergias no se pueden curar, pero hay pasos que puede tomar para reducir sus síntomas al reducir su exposición al polen y al moho en el aire.

  • Intente planificar actividades al aire libre en los días en que la cantidad de polen y moho sea menor. Si es posible, programe tiempo al aire libre más tarde en el día o después de una lluvia intensa, cuando los recuentos de polen tienden a ser más bajos.
  • En los días con mucho polen, mantenga las ventanas de su casa cerradas y use aire acondicionado central que pueda limpiar y secar el aire interior. Si no puede evitar salir, mantenga las ventanas cerradas cuando viaje en automóvil.
  • Trate de planificar las vacaciones y viajar durante temporadas altas de polen y moho en ciertas áreas, especialmente si es sensible a los alérgenos estacionales. Investigue las tendencias de polen y moho en las áreas que planea visitar y determine la mejor época del año para viajar.
  • Evite cortar el césped, trabajar en el jardín o secar la ropa al aire libre en los días con mucho polen.

Dependiendo de su sensibilidad al polen y al moho en el aire, es posible que deba tomar precauciones para reducir su exposición a niveles de alérgenos diferentes a los de las personas que lo rodean. Afortunadamente, muchas organizaciones simplifican el proceso de control de los recuentos de esporas de polen y moho en su área, lo que le permite planificar con anticipación y evitar exacerbar los síntomas de la alergia.

 

Deja un comentario

3 × 5 =